Juega a Nohzdyve, el videojuego de Black Mirror:Bandersnatch.

Nohzdyve

 

Black Mirror: Bandersnatch, la película interactiva ambientada en los juegos de PC de los años 80, se estrenó ayer en Netflix. Los creadores ya están dando a los aficionados formas de ampliar la experiencia de la línea de tiempo alternativa que describe. Uno de ellos es un videojuego para ZX Spectrum.

El juego se llama Nohzdyve y está referenciado en Black Mirror: Bandersnatch como una de las obras de Tuckersoft, el desarrollador de juegos para quien trabaja el protagonista de la película. Pero no es una experiencia autónoma. Si quieres jugar a Nohzdyve, primero tienes que conseguir un emulador de ZX Spectrum.

El ZX Spectrum era un ordenador personal de los años 80 más popular en el Reino Unido que en los Estados Unidos, donde fue licenciado por Sinclair a la Timex Corporation y llamado Timex Sinclair. Esa plataforma era un rival de la línea de computadoras personales de Commodore, el VIC-20 y el Commodore 64 (Commodore 128 y Amiga más tarde). Ambas eran unidades autónomas, un teclado colocado sobre una placa base más o menos, con periféricos disponibles para aquellos que querían imprimir o almacenar sus datos. El ZX Spectrum fue una plataforma esencial a mediados de los años ochenta para los videojuegos en el Reino Unido, de donde es el creador de Black Mirror Charlie Brooker y donde comenzó su carrera como escritor de videojuegos.

Si quieres jugar a Nohzdyve puedes descargarlo AQUÍ. Y el emulador Speccy (con versión recientemente actualizada, para Windows y Linx)

Black Mirror: Bandersnatch tiene lugar en una hora crítica de la historia de los videojuegos, tras el colapso del mercado de las consolas Atari VCS/Intellivision/ColecoVision y antes del lanzamiento occidental de la consola Nintendo Entertainment System. Los videojuegos en este período de tres años fueron apoyados en gran medida por computadoras personales, y Bandersnatch de Brooker busca capturar ese período de experimentación abierta, cuando las obras de última generación de los videojuegos pasaron de un televisor en la sala de estar a un escritorio en el dormitorio.

Deja un comentario